Simplicidad: la nueva ventaja competitiva para empresas y personas

Estamos en un mundo crecientemente complejo en distintos ámbitos y por múltiples factores, de los que cito a continuación sólo algunos ejemplos:

Geo-político: multiculturalidad, tensiones étnicas, desigualdades sociales, fanatismos…
Social: globalización, exceso de información (infoxicación), revolución tecnológica y digitalización …
Organizativo: gestión multi-generacional, organizaciones matriciales, disrupción tecnológica, regulaciones crecientemente exigentes (compliance), compromiso laboral y rentabilidad decreciente en múltiples sectores…
Individual: una mayoría profesionales están todavía adaptándose personalmente al cuádruple cambio del S.XXI: global, sectorial, organizativo y en muchos casos a la transformación de su puesto de trabajo…

Esta complejidad inherente al mundo actual presenta oportunidades y riesgos para la competitividad empresarial y de cada profesional:

Oportunidades, al permitir mejorar la experiencia del cliente interno o externo o la eficiencia de las operaciones con el big data y nuevas tecnologías disponibles
Riesgos,  ya que este contexto complicado e incierto puede llevar a errores en las estrategias a aplicar, desenfocar de lo relevante, ralentizar las tomas de decisión, desmotivación, pérdida de rentabilidad, ineficiencia en el trabajo o menor innovación.

Últimamente estoy reflexionando sobre esto ya que me encuentro con bastantes empleados y empresas que están “atrapadas” en esta confusión.

Y percibo la frustración que esto genera en muchos profesionales con dos efectos negativos: disfrutan menos de su trabajo y se reduce su productividad y despliegue de su potencial laboral. Este análisis es compartido por expertos como Xavier Marcet ( «la complejidad ahoga a los jefes» o Francisco Alcaide «la claridad mental es clave para el éxito»

Beneficios de la simplicidad
Grandes directivos con éxito empresarial contrastado han alabado las bondades de la simplicidad. Para Steve Jobs era una de sus mejores armas: «Éste es uno de mis mantras: tener un foco y buscar lo simple. Lo simple puede ser más difícil que lo complejo: conseguirlo es un trabajo duro que implica pensar con claridad. Pero vale la pena, una vez que lo logras puedes mover montañas».

Tom Kelley (CEO de Ideo y uno de los gurús de la innovación)  reflexiona: «muchas innovaciones son simplicidad. A veces, cuando hablamos de innovación, menos es más» (http://ow.ly/4nvRra).

Dos informees publicados en instituciones de prestigio me han parecido clarificadores sobre la vinculación entre simplicidad y resultados empresarial.

Pat Spenner en su estudio «Para mantener a tus clientes debes mantenerte simple» publicado en Harvard Business Review.  (http://ow.ly/4nvPX9) demuestra empíricamente que la simplicidad en el proceso de compra y postventa es una de las claves para fidelizar clientes. Define el «Índice de la decisión simple» que muestra cómo las compañías que son percibidas como más simples tienen un +9% en fidelización de clientes y +115% en recomendación a otros clientes.

La consultora Bain  en su artículo «Crecimiento a través de la simplicidad» (http://ow.ly/vN98302xkmv) enfatiza tres ventajas de un portafolio de productos y servicios más simple: más rentabilidad, menores costes de distribución y mayor agilidad y flexibilidad organizativa.

A continuación comparto mi visión sobre los cinco beneficios de la simplicidad que considero más importantes y que creo demuestran que vale la pena poner foco en esta dirección.

Conclusiones
«La excelencia no es no tener nada más que añadir sino no tener nada más que eliminar», reflexiona un emprendedor español de gran éxito en su sector.
Creo que las empresas y profesionales que mejor gestionen la alta complejidad consustancial a la economía actual tendrán una excelente ventaja competitiva difícilmente copiable. Enfocar la gestión hacia la búsqueda de mayor simplicidad puede no ser fácil de inicio pero es muy recomendable y aporta valor.
Esto lo demuestra el hecho que no todas las empresas en un mismo sector tiene el mismo nivel de complejidad en su gestión y que numerosos grandes éxitos empresariales tienen la simplicidad como bandera.

Artículo publicado en Expansión

David Reyero Trapiello – Senior HR Business Partner – Sanofi Iberia
e-mail: David.reyero@sanofi.com  / Twitter: @davidreyero73 / Linkedin: es.linkedin.com/in/reyerodavid

Deja un comentario

  • (will not be published)